¿Qué es la Kombucha y para qué sirve?

¿Has escuchado sobre esa nueva bebida llamada kambucha que poco a poco se integra a los menús de restaurantes y hasta bares con opciones saludables?

La kombucha o cambucha es una bebida natural hecha a base de té fermentado con algunos hongos y bacterias, últimamente muy conocida por sus múltiples beneficios para la salud.

Aunque efectivamente es una de las más recientes tendencias, la kambucha o cambucha tiene mucho peso cultural, pues la historia indica que por allá del año 221 a.C. (hace más de 2 mil años) en la dinastía china Tsin la kambucha era muy apreciada por sus propiedades curativas y estimulantes, tanto, que se le conocía como el “Té de la Inmortalidad“.

Algunos la conocen como “la cerveza de los veganos” aunque otros dicen que es la prima saludable del clásico refresco de cola.

En fin, si quieres conocer sobre las propiedades de la kombucha, sigue leyendo.

SEGURO TE INTERESA: ¿Disfrutas de los alimentos sanos? Haz click aquí para ver algunas RECETAS DE DESAYUNOS SALUDABLES.

Beneficios de la Kombucha

Además de ser una bebida 100% natural, los beneficios para la salud de la kombucha son los que la han hecho  tan popular ya que se le atribuyen bastantes propiedades como:

  • Efectos antivirales y antibacterianos
  • Estimulación de la circulación
  • Mejora la digestión de las proteínas
  • Desintoxica el organismo
  • Reduce el nivel de colesterol
  • Regula la flora intestinal y normaliza su tránsito
  • Equilibra la glucosa sanguínea

Ahora que sabes para qué sirve la kombucha, seguramente te preguntarás lo siguiente:

¿Cómo hacer kombucha? Prepara tu  SCOBY kombucha desde casa

En lugar de recomendarte marcas de kambucha o decirte dónde comprar kambucha o dónde hay venta de combucha, te diremos cómo hacer la kambucha perfecta sin llevar a tu cartera a la quiebra, pues seamos realistas, a veces la moda provoca precios bastante altos en estos elixires que bien puedes hacer en casa.

Para empezar  a fermentar kombucha desde casa, primero vas a necesitar un SCOBY (por sus siglas en inglés Symbiotic Culture Of Bacteria and Yeast), el cual es importante que esté activo, además de algunos otros ingredientes y equipo para la receta de 1 litro de kombucha.

Materiales para hacer kombucha:

  • Frasco de vidrio de un litro
  • Una cuchara o palo de madera o plástico para revolver
  • Manta fina o filtro para café
  • Una liga o anillo del frasco para cerrarlo

Ingredientes de la kambucha:

  • 2-3 tazas de agua caliente (no hirviendo) y limpia, sin flúor ni cloro ni otros minerales
  • ¼ taza de azúcar blanco
  • 1½ cucharadita de té negro suelto (ó 2 bolsitas de té)
  • ½ taza de vinagre blanco destilado
  • SCOBY activo para kombucha (el hongo de la kombucha)

¡Ojo! Antes de iniciar, es muy importante que uses vinagre blanco destilado y no otros tipos de vinagre como de arroz o de manzana, para asegurarte que tengas el ambiente ácido ideal para tu bebida de kambucha.

Receta de preparación de la kambucha:

Combina el agua caliente (no hirviendo) con el azúcar en el frasco de vidrio hasta que ésta se disuelva.

Luego agrega el té suelto o en bolsa (puedes usar un infusor de metal, pero asegúrate de retirarlo y añadir el SCOBY Kombucha para que éste no entre en contacto con el hongo de la kambucha).

Deja enfriar el agua hasta unos 20 grados centígrados, y luego retira el té suelto o en bolsa de la mezcla.

Posteriormente añade el vinagre blanco destilado a la mezcla y luego agrega el SCOBY activo.

Tapa el frasco con la manta o el filtro para café y asegúralo con la liga o el anillo del frasco.

Deja la mezcla reposar en un lugar donde no se mueva ni le de el sol directo de 7 a 30 días, según tu gusto.

Mientras más tiempo dejes fermentando la kombucha, el sabor será más avinagrado y menos dulce.

Vierte la kombucha en la parte superior del frasco para consumir y deja el SCOBY con suficiente líquido en el fondo del frasco para usarlo como “té de inicio” en tu próximo lote de kambucha en lugar del vinagre (misma cantidad).

Cómo se toma la kombucha

Si te preguntas cómo se toma la kombucha, esta se puede saborizar y embotellar si lo deseas, o simplemente disfrutarla al natural, a nosotros en Sano y Sano nos gusta fría. ¡Salud!

¿Cómo hacer té de kombucha?

Por otro lado, si quieres hacer tu kombucha desde cero, puedes hacer SCOBY desde casa, a esta parte vital de la bebida se le llama también hongo de kombucha ó kambucha madre. 

Esto lo puedes hacer a partir de cualquier otra kambucha, ya sea hecha en casa o comprada, sólo asegúrate que la kombucha no esté saborizada y sea completamente natural.

Si tiene alguna bola blancuzca y pequeña, mejor, pues este es un pequeño SCOBY esperando a una persona que le ayude a crecer.

Requerirás los mismos materiales que mencionamos anteriormente, y como ingredientes necesitarás:

  • 7 tazas de agua
  • 1/2 taza de azúcar blanca granulada
  • 4 bolsas de té negro
  • 1 taza de kombucha natural

Es casi el mismo cambucha de diario: Revuelve el agua caliente con el azúcar hasta disolver, luego añade el té y deja enfriar a temperatura ambiente.

Después retira el té y añade la kambucha, si tiene el “SCOBY bebé” asegúrate que este caiga en la mezcla.

Para finalizar revuelve suavemente, cubre y guarda de 1 a 4 semanas. Si crees que un filtro de café no es suficiente, agrega otro par para que no lleguen insectos o bacterias a tu kambucha.

Tu SCOBY se verá un poco diferente al que ves comúnmente como SCOBY maduro, ¡no te preocupes! es normal que se vea un poco, digamos, “feo”, con algunos colores irregulares, parches y nada parejo.

Sólo descártalo si encuentras moho o manchas negras o verdes, o empieza a oler mal. De lo contrario, tu SCOBY está saludable y puedes empezar a usarlo para hacer kambucha hasta convertirlo en un hongo madre. También es posible encontrarlo a la venta.

En Sano y Sano amamos la kambucha ¡y cualquier alimento saludable! Así que si buscas buenas prácticas, tendencias, alimentos y bebidas saludables, estás en el lugar correcto. ¡Salud, kombucheros!